La reflexión sobre la inteligencia debería considerarse una ciencia.

David Lynch tiene twitter. Quién se lo iba a decir. Debo dar gracias porque no tenga Facebook.

Al final, los sitios o aplicaciones de "boutique" tienen su audencia, lejos de frikis y pequeños nidos de experimentación. Supongo que la gran diferencia entre los servicios web consiste en:

- Estar creados para las personas. Para hacer una cosa en concreto, hacerla rápido y fácilmente. Hacerla y punto, como Twitter.

- Estar creados en torno a las personas. Las personas son el nucleo y todas las cosas que se pueden hacer (con tendencia a infinito), aparecen alrededor de ellas. Como Facebook.

Repaso mis notas. No hay nada más.